Galileo y las bolas de cañón.

Galileo Galilei postulo que todos los cuerpos se ven atraídos por la tierra con la misma aceleración, esto quiere decir que si soltamos desde una misma altura una bola de cañón y una pluma ambas llegarían al suelo al mismo tiempo. Esto no ocurre en realidad porque hay otra fuerza que entra en juego, la resistencia que ofrece el aire. ¿Pero que pasaría si quitamos todo el aire?

Este experimento ya se hizo en la luna en 1970 durante la misión Apollo XV con una pluma y un martillo.

Y sin embargo se mueve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *